El tiempo siempre fue mi enemigo

Otra vez la angustia me invade

pero esta vez mi mundo se desmorona

y todo aquello que logre

como un castillo de naipes cae hoy.

Hoy mi alma está de luto

hoy mi corazón esta triste

ya no hay ilusión

ya no hay vida

Aunque todo te lo dí

y nada espere

con tristeza debo ver

el aletear de tus alas

y elevar tu vuelo.

El amargo sabor de la derrota

tras morder el polvo

y caer a los pies del enemigo

me hacen emprender la retirada.

Con la cabeza baja

y el viento golpeando a mi espalda

lentamente emprendo la huída.

Solo sombras,

solo oscuridad

puedo yo mirar.

Siento que no me quedan ganas

de luchar por nada ni nadie

siento en mi corazón un gran vacío

estoy cansado de luchar

conmigo mismo.

Estoy cansado de fingir

y sin ganas de vivir

estoy cansado de mirar

como todo aquí se pudre

estoy harto de sentir

esta angustia, esta espera

estoy cansado de este

tiempo que me aplasta

y me destruye.

Estoy harto de saber

que existes y no estas conmigo.

Charles Escobar

Guayaquil, 07:16 02/07/90

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *